Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Camino de Santiago: una metáfora de la vida misma.

Hace unos años, realicé el camino de Santiago. Lo hice durante dos veranos seguidos.
He pasado gran parte de mi vida intentando encajar en un mundo que sentía ajeno. Me solía hacer preguntas sobre la vida y responderme a mí misma con diálogos internos inacabables. Buscaba el sentido profundo de todas las cosas que me ocurrían y no lograba entender nada. A veces, me miraba en el espejo del baño y me preguntaba: ¿quién es esta que me mira en el espejo?, ¿quién soy yo, en realidad?. ¿qué hago aquí?
Crecí en una familia cristiana y nunca las enseñanzas religiosas lograron saciar mi sed de saber y entender, ya no desde la razón, sino desde la certeza que solo el saber de corazón puede dar.
Durante estos dos años en que realicé el camino, seguía buscando el sentido profundo de la vida, de por qué estamos aquí, por qué nos ocurre lo que nos ocurre, quién soy. Me encontraba en un momento de transición; habiendo terminado dos carreras, sin empleo, desanimada, y leyendo todos los libros sobre fil…

Entradas más recientes

CONOCE Y DETÉN A TU JUEZ INTERIOR

¿POR QUÉ TENGO ANSIEDAD?

SOBREPROTECCIÓN EN LA INFANCIA Y CÓMO NOS AFECTA EN LA VIDA ADULTA

SOBRE LA ADICCIÓN AL TABACO.

UN MUNDO AZUL. UNA METÁFORA SOBRE EL DESPERTAR DE LA CONSCIENCIA.

OTROS MUNDOS

Reflexión del día (06/11/2017)

MUNDOS INTERIORES